fbpx

¡Qué bonitos son los gatos de pelo largo, ¿a que sí?! Pero si tienes un gato de pelo largo, o estás pensando en comprar o adoptar uno, debes saber que necesitan cuidados especiales, y cuando digo “cuidados especiales” me refiero a un cepillado diario de su cabello, les guste o no.

1. Cuidado diario

Nuestra primera recomendación es que no dejes pasar ni un solo día sin un cepillado básico. Es fundamental que evites que se le formen grandes nudos, y eliminar suavemente los pequeños enredos según vayan apareciendo. De lo contrario, los nudos serán cada día mayores y más difíciles de eliminar.

2. Busca un buen peluquero

El veterinario te podrá recomendar una buena peluquería felina, donde no solo cuidarán de su piel, sino que le harán los cortes de pelo que sean necesarios (no suele ser conveniente raparlos). Es recomendable que lleves a tu gato cada cierto tiempo, y que hables con el responsable sobre los hábitos de limpieza que necesita entre visita y visita.

3. Prepara los peines y cepillos (te hará falta más de uno)

El cuidado de gatos de pelo largo requiere algunas herramientas especializadas. La mayoría de los peluqueros recomiendan un cepillo de alambre, un cepillo de fondo con una combinación de dientes anchos y estrechos, un peine de dientes finos para pasar a través de la capa inferior después de usar el cepillo más angosto, un peine de pulgas para áreas de pelaje corto como la cabeza. Pregunta al peluquero del gato cuáles son los que necesitas, y tenlos siempre limpios y preparados antes de empezar su aseo.

4. Conviene que se acostumbren a partir de los dos meses

Lo mejor es comenzar a familiarizar a tu gato con el proceso de cepillado cuanto antes. Los especialistas suelen recomendar hacerlo a partir de los dos meses para que se acostumbre. Si no se ha acostumbrado desde pequeño, tendrás que enseñarle a aceptarlo poco a poco, con toneladas de paciencia y alguna golosina que nos sirva para premiar su buena conducta.

 

5. Asegúrate de cepillar a tu gato por todas partes

Algunos peluqueros felinos se encuentran con gatos que tienen bastante bien cuidados el lomo y la cabeza, por ejemplo, pero unos nudos terribles bajo las axilas y en el abdomen. ¡No olvides que tu gato necesita que le cepilles por todo el cuerpo!

6. Trata los nudos con suavidad

 

Intentar deshacer los nudos por la brava puede irritar la piel e incluso rasgarla si le damos tirones, además del daño que podemos hacer al pobre animal. Si tiene muchos nudos, puedes deshacerlos en varias sesiones, cortando y separando los nudos en dos partes con una tijerita de punta redondeada, y empezando a peinarlo por las puntas, poco a poco, para ir hacia la raíz.

Recuerda que este proceso debes hacerlo siempre con el pelo seco, aunque puedes utilizar un poco de suavizante si te lo recomienda el peluquero.

¡Animo, si lo haces a diario tu gato tendrá un pelo precioso y sin nudos!