fbpx

¡Pelos por todas partes! Con la llegada de la primavera toca lidiar con la muda del pelo de tu perro o gato. Es como una maldición, no haces más que limpiar, barrer, pasar la aspiradora por la alfombra y el cepillo por tu ropa, y aún así, no consigues deshacerte de ellos. ¡Por no hablar de las personas que tienen alergia a los gatos que lo pasan francamente mal, pues muchos alérgenos están presentes, justo, en el pelo!

Aunque no hay ninguna solución mágica, vamos a darte algunos consejos prácticos y probados que servirán para hacerte la vida un poco más fácil.

  1. Evita la caída excesiva de pelo. Aparte de una alimentación superpremium (que mejorará en mucho la calidad del pelo de tu mascota), uno de los hábitos más prácticos que podemos darte en este sentido es un cepillado frecuente.
  2. Pasa una aspiradora apta para pelos de mascotas a diario. Es más fácil mantener la casa limpia de pelos que quitarlos una vez que se han acumulado en muebles, alfombras, etc. Y recuerda vaciar la bolsa a menudo para no perder poder de succión.
  3. Lava la cama de tu mascota, si es posible en la lavadora, todas las semanas. ¡Y no olvides un ciclo de lavado extra y una limpieza del filtro para asegurarte de que acabas con todos los pelos!
  4. Añade media taza de vinagre en el último aclarado del lavado de la ropa que tenga pelos de tu mascota. Así evitarás, en parte, que las fibras retengan los pelos. También hay sprays anti estáticos que hace que los pelos se desprendan con más facilidad.
  5. Si vas a meter ropa en la secadora, no la sobrecargues. Así acabarás mejor con los pelos.
  6. Utiliza un rodillo quita pelusas para eliminar los pelos de la ropa, y si no tienes ninguno a manos, siempre puedes envolver tu mano con cinta de embalar al revés (dejando la parte que pega hacia fuera). Es buena idea dejarlo al lado de la puerta de la calle ya que así podrás dar una pasada a tu ropa antes de salir de casa.

Es una batalla diaria, lo sabemos, ¡pero puedes con ello!

 

¿Cuánto dura la muda de pelo en los perros y gatos?

Esta es una de las preguntas más frecuentes y la respuesta no es simple. La duración del cambio de muda puede variar mucho de unas razas a otras. La mayoría de los perros normalmente mudan durante uno o dos meses, sobre todo durante la primavera y el otoño.