fbpx

Se acerca el frío, la lluvia, los temporales… Y con ellos, afecciones como el catarro o la gripe de las que nuestras mascotas tampoco están libres. Pero, ¿puedo contagiar la gripe a mi perro?

Si tú o alguien en tu entorno tiene gripe o un simple catarro o resfriado, es posible que te preocupe la posibilidad de que tu perro se contagie, especialmente si es un cachorro y no se separa de tu lado. Puedes estar tranquilo: aunque algunas enfermedades sí pueden transmitirse de humanos a perros y de perros a humanos, en principio ni el catarro o resfriado ni la gripe están incluidas en ese grupo. Es decir, no le puedes contagiar la gripe a tu perro.

Sin embargo, hay algunos virus que pueden afectar al sistema respiratorio de tu perro, y provocar síntomas parecidos a nuestros resfriados o gripes. La más habitual es la tos canina, que también se suele llamar “tos de las perreras”.

La tos de las perreras no es grave en perros sanos, pero es contagiosa, por lo que deberás tener cuidado si tienes algún perro que ya está delicado de salud. La tos de las perreras puede provocar fiebre y malestar (aunque no siempre), y se caracteriza por una tos seca y persistente que puede llegar a provocar vómitos.

Cuando un perro tiene la nariz más húmeda de lo normal, está decaído y tiene tos frecuente, es conveniente que sea visto por un veterinario, especialmente si también tiene fiebre. A veces se pasa en dos o tres días por si solo, pero estos síntomas también pueden ser provocados por otras enfermedades más graves que conviene descartar.

En todo caso, como siempre, recomendamos invertir en salud ayudando a tu perro a que lleve una vida activa, con el calendario de vacunación y las revisiones veterinarias recomendadas al día y una buena alimentación de calidad que le ayude a reforzar de forma natural su sistema inmunológico.