fbpx

Encontrar un buen veterinario es una tarea que debes tomarte muy en serio, y debes hacerlo incluso antes de necesitar sus servicios. Sea porque te has cambiado de domicilio, porque has tenido una mala experiencia con el anterior o porque es la primera vez que tienes una mascota, hay una serie de preguntas que te pueden ayudar a encontrar el mejor veterinario posible para tu mascota.

Antes que nada, haz un sondeo de los veterinarios que hay en la zona.

  • ¿Tienes amigos con mascotas en tu zona a los que puedas preguntar? (o si tienes perro siempre puedes entablar conversación con algún otro dueño en el parque, o directamente, preguntar en la sala de espera o en las inmediaciones)
  • ¿Hasta dónde estás dispuesto a desplazarte para llevar a tu mascota al veterinario? (esto te ayudará a acotar el radio)
  • ¿Hay algún veterinario especializado en el animal o la raza que tienes?
  • ¿Cuenta con servicio de Urgencias 24 horas?
  • ¿Se adapta tu presupuesto a los costes del veterinario?
  • ¿Dispone solo de servicio ambulatorio o también puede tratar enfermedades graves, operaciones e ingresos?

Una vez que has llevado a tu mascota al veterinario que has elegido, deberías replantearte si has tomado una buena decisión.

  • ¿Te ha causando buenas sensaciones la forma en la que ha tratado a tu mascota?
  • ¿Te ha dado toda la información que necesitabas, y ha contestado a tus preguntas de forma clara?
  • ¿Es el resto del personal que trabaja con el veterinario amable?

No dudes en cambiar de veterinario si ves algo que no te gusta, si trata mal a tu mascota o le molesta que le hagas preguntas. Elegir un buen veterinario es tan importante como elegir un buen médico, y la salud de tu mascota está en juego.